9.10.16

Reseña: Nadar o morir — Arturo Padilla de Juan


NADAR O MORIR


Libro único

Gran Angular

ARTURO PADILLA DE JUAN


Ya os he comentado que estoy intentando coger la costumbre de leer en el bus. Esto es debido a que mínimo media hora de mi trayecto hacia la universidad lo hago en bus, lo mismo pasa con la vuelta. Básicamente tengo una hora perdida en el bus, donde lo que suelo hacer es gastar datos del móvil actualizando Twitter -como si hubiera algo interesante-. Así que me he propuesto coger los libros más finitos de mi estantería e irme llevando uno en mi mochila cada vez para leerlos. Tengo algo que hacer, no gasto datos/batería, me quito pendientes y puedo traeros reseñas aquí. Es todo positivo.


Nadar o morir fue un libro que gané en un sorteo, debo admitir que lo que más me llamó de él fue la portada. Ese azul. Tengo un problema con los libros azules, esto ya lo dije en alguna otra reseña porque la mayoría de los libros que leo tienen azul en su portada -e inexplicablemente tienen algo que me llama la atención-.


Espera que fuera un libro entretenido, alcanza menos de las 130 páginas por lo que no iba con las expectativas de encontrarme una obra de arte. Sin embargo, no me esperaba que fuera a tratar un tema tan profundo como es el acoso escolar.


Para que os hagáis una idea sobre el libro: Bruno es nuestro protagonista y El Lagartija la ha tomado con él. Seremos testigos de cómo este adolescente, junto con su grupo de amigos, humillará y torturará a Bruno de todas las formas que se les ocurra. Lo más curioso, es que Bruno no es sumiso porque tiene miedo, sino porque siente/sabe que se lo merece. Como es obvio, lo que nosotros como lectores querremos saber es: por qué piensa que se ha ganado ese tormento.


A ver esta novela, en mi opinión, está más enfocada a concienciar y transmitir un mensaje. Que seamos conscientes de que el bullying no es un juego, de que no somos quién para decidir el castigo de otra persona y de que los adultos no se enteran de nada si no lo dices.


Lo digo de este modo porque como historia no aporta nada al lector. Los personajes son planos, las escenas típicas y estilo es simple. Sabes lo que va a pasar y cuál es el gran misterio con leer las primeras páginas.


Personalmente creo que podría haber dado mucho más juego a la relación entre Bruno y El lagartija. Al igual que la figura del profesor, Santi, podría haber tenido más importancia. Los padres mejor ni hablar porque como tienen sus propios problemas pasan de su hijo. Y ya ni os cuento el papel tan bonito que tienen las dos chicas de la historia, que hacen poco más que un cactus.


Veo necesario que haya historias así, para que la gente coja conciencia de que esto NO ESTÁ BIEN. Pero ya que te pones a escribir, haz algo más currado que seguro que llega a más gente. Bueno son 130 páginas así que tampoco se le podía pedir mucho.


En fin, una historia sobre el bullying y los problemas que este acto trae consigo para todas las personas involucradas. Fácil y rápido de leer pero nada destacable.

2 comentarios:

  1. Hola! Yo también intento leer en el bus pero a veces van tan locos que lo tengo que dejar porque me mareo. En cuanto al libro no me llama nada y es una pena que no te haya convencido. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Que envidia me das, yo no puedo leer en el bus D: Por otro lado, no me llama nada la atención el libro, pero muchas gracias por la reseña :D
    Besitos<3

    ResponderEliminar