21.3.17

Reseña: Historia de Julia — Ana Alonso y Javier Pelegrín

HISTORIA DE JULIA
ANA ALONSO Y JAVIER PELEGRÍN



Oxford
Páginas: 368
Odio el Rosa #5



AVISO: SPOILERS DE LOS ANTERIORES


¡Por fin! No sabéis las ganas que tenía de leer el desenlace de Odio el rosa desde la perspectiva de Sara; a pesar de que al haber leído ya Historia de Alan tenía una idea más o menos de lo que pasaría, la parte de ella siempre me ha parecido mucho más completa e interesante, así que estaba deseando ver lo que le ocurrió y cómo consiguió salir del hoyo en el que se había metido. 

De nuevo, mención especial a las ediciones de estos libros y a todo el proyecto transmedia que los rodea, en serio, si los leéis, tenéis que meteros en las páginas que os indican y completar la historia con ellas porque merece totalmente la pena. 

Después de tanto luchar por destapar todo lo horrible que hace Sweet Pink, y tener que sufrir por ello, Sara vuelve a estar en esa jaula de oro, esta vez por culpa de Luke, el hijo de Juliette, que la retiene en contra de su voluntad y está decidido a casarse con ella. Pero esta vez la ayuda le llegará a Sara desde donde menos lo espera, de su antigua enemiga, quien podría ayudarle a recuperar su libertad y... liberar al mundo entero de la opresión del rosa. 

Hace ya bastante que leí los libros anteriores pero, al contrario que en otras ocasiones, sabía perfectamente quién era quién, y cómo había acabado todo: fue demasiado impactante que Luke la sacara de la cárcel para meterla en otra. Así que no podría haber sido más fácil sumergirme en la historia. 

Aunque también tengo que decir que la primera mitad del libro se ha hecho un poco pesada porque Sara no hacía más que darle vueltas a lo horrible que era sentirse encerrada y lo horrible y loco que estaba Luke a pesar de sus buenos momentos, pero la segunda parte se vuelve mucho más frenética y adictiva, se tratan un montón de temas de política y economía de ese mundo y no te puedes despegar del libro. Oh, sí, y quiero recalcar lo genial que ha sido volver a meterme en la mente de Sara, que siempre sabe exactamente lo que tiene que hacer, por no hablar de la reaparición de Juliette, pero eso ya es otra historia... No puedo evitar señalar que en comparación con Sara, Dani no es que haga mucho el pobre... pero ni aquí ni en su propia historia. En fin. 

De nuevo, repito lo original que es todo, y que me ha gustado mucho cómo se han encargado los autores de cerrar toda la trama: todos los hilos están perfectamente hilados y no queda nada suelto. Incluso aquellos detalles que habían quedado en el aire con ciertos personajes acaban de aclararse en esta última parte. 

Resumiendo, Historia de Julia ha sido el perfecto broche para la saga Odio el rosa, y a pesar de que ya digo que hay cosas que se me han hecho un poco pesadas, recomiendo totalmente la trilogía -sí, la parte de Sara- por lo original y todo el trabajo que hay detrás del proyecto transmedia. 
3'5 en realidad

19.3.17

Reseña: La magia de ser Sofía — Elísabet Benavent

LA MAGIA DE SER SOFÍA
ELÍSABET BENAVENT



Suma de letras
Páginas: 524
Sofía #1



Este libro debería llamarse La magia de ser Beta Coqueta. En serio. Cada vez que va a publicar una nueva historia me hace una ilusión enorme: es de mis autoras favoritas y sus personajes siempre consiguen quedarse con un pedacito de mi corazón. 

Si aún no habéis leído nada de ella, no sé a qué estáis esperando: amor, risas, drama, personajes maravillosos... os estáis perdiendo un mundo entero. 

Sofía es feliz trabajando como camarera en El café de Alejandría, un lugar mágico. Y no, no tiene pareja, y aunque le gustaría encontrar también la magia en el amor, prefiere no estresarse, no buscarlo. Pero un día lo encuentra: cuando Héctor cruza la puerta de la cafetería, lo último que se espera es que la misma camarera que le atiende entre gritos vaya a cambiar su vida por completo. 

Ais, ¿qué puedo decir? Es Elísabet, con eso tendría que valeros. Sobran las palabras. 

No sé cómo consigue, después de tantos libros, que todas sus historias sean diferentes pero que compartan la misma esencia, con esos personajes tan preciosos, tan reales, que casi entran a formar parte de nuestra vida: en esta ocasión, Sofía ha sido demasiado, la quiero de amiga, quiero ir a sus cenas de "cuéntame tus mierdas", y quiero que me atienda en la cafetería, porque es dulce, divertida, y se merece lo mejor. ¿Y Héctor? Un osito adorable, aunque me ha dejado bastante descolocada con su comportamiento: entiendo que se ha acostumbrado a conformarse y que tiene miedo, pero así no vamos a ninguna parte. Bueno, a Suiza sí, al parecer.Y el resto de personajes secundarios, como siempre, geniales. 

Es impresionante que consiga meter en una misma historia tanto amor, tanta magia, tantas risas, y dolor. De verdad que me deja anonadada. Aunque también tengo que reconocer que por mucho que me haya encantado, no es de mis favoritos: a lo mejor porque el tema se me ha hecho demasiado duro y porque, ejem, me llamo Lucía. Sí, puede que eso tenga algo que ver. ¿Que cuál es el tema? Pues lo vais a tener que leer para saberlo porque no pienso destripároslo. Y, por otro lado, repito que el final me dejó bastante descolocada, a pesar de que me lo veía venir. 

Lo malo de sus libros, siempre, es cuando los terminas y te das cuenta de que tienes que esperar un mes entero a que se publique la continuación; y demos gracias que tampoco hay que esperar demasiado, pero después de cómo ha acabado La magia de ser Sofía no puedo hacer otra cosa aparte de tirarme de los pelos. Necesito La magia de ser nosotros, y lo necesito ya. 

En fin, La magia de ser Sofía, como el mismo título dice, es una historia con mucha magia, un libro de esos con los que te gustaría acurrucarte mientras tomas un chocolate caliente, con unos personajes magníficos y un final bastante doloroso. Abril, ven ya.

17.3.17

Reseña: Caraval — Stephanie Garber

CARAVAL
STEPHANIE GARBER



Planeta
Páginas: 432
Caraval #1




No me alejo mucho de la realidad si digo que Caraval era una de mis lecturas más esperadas para este año, y que me volví loca de alegría cuando supe que lo publicarían en español; llevaba demasiado tiempo viéndolo en cuentas americanas e inglesas, y aparte de que la historia parecía ser totalmente mi tipo, con fantasía y toques oscuros, estaba recibiendo unas críticas alucinantes. 

Y como podéis imaginar, en cuanto lo tuve en mis manos, me lancé a por él porque mis ganas eran enormes... y me pegué un batacazo. 

Scarlett siempre había soñado con visitar Caraval, unos juegos legendarios en los que la audiencia participa para ganar el Gran Premio, pero nunca ha salido de su pequeña isla, en la que vive junto a su hermana bajo la cruel vigilancia de su padre. Dos semanas antes de su boda, las plegarias de Scarlett son escuchadas, aunque tal vez demasiado tarde: recibe invitaciones para Caraval y pese a todos sus miedos, acaba participando en ese peligroso juego en el que nada es lo que parece... 

Caraval empieza de forma muy interesante, presenta una historia que tiene toda la pinta de ser entretenida y a la vez oscura, y el universo de Caraval pintaba fenomenal, la Isla de los Sueños, las distintas tiendas de la ciudad... sin embargo, a medida que avanza la cosa, se va deshinchando, creo que se le podría haber sacado muchísimo más partido a todo ese mundo y que al final se deja demasiado de lado. 

¿Los personajes? Me ha gustado Scarlett, pero también me frustraba que fuese tan buena, que no dejase de pensar en su hermana y que no quisiera darse cuenta de lo que en realidad necesitaba ella misma, hasta el punto de parecer un poco tonta a veces por tenerse en tan poca estima, y en cuanto a su hermana, por mucho que se la intente redimir, me ha caído mal de principio a fin, egoísta, egocéntrica e inconsciente. Por supuesto, hay cierto caballero con el que se entabla una relación... del que no tengo muy claro qué pensar, la verdad; pero en general todos han sido personajes bastante planos, y me da bastante pena.

Y con la trama me ha pasado un poco como con el resto: empieza muy bien, parece que va a ir a mejor pero al final se queda en un punto medio que no llega a sorprender tanto como había prometido en un principio. 

Es posible que fuera por culpa de mis inmensas expectativas y a lo mejor estoy siendo injusta, pero el caso es que a pesar de que la trama pintaba muy bien, Caraval ha terminado decepcionándome estrepitosamente. Con esto no estoy diciendo que sea un libro malo, en realidad estaba disfrutándolo bastante -aunque no tanto como esperaba- hasta que me empecé a acercar al final, donde por arte de magia todo se arregla, explica y cierra en menos de veinte páginas y aquí paz y después gloria. Ah, bueno, y ese mini plot twist para que te enteres de que habrá segunda parte. En fin. 

En este momento me siento un poco triste, porque tenía toda la pinta de ir a convertirse en uno de esos libros que quieres releer una y otra vez y ahora mismo no sé si leeré el segundo siquiera. Que seguro que para entonces ya se me ha pasado la decepción y acabaré dándole una oportunidad, pero justo ahora... puf.