20.11.17

Reseña: El suspiro del infierno — Jennifer L. Armentrout

EL SUSPIRO DEL INFIERNO
JENNIFER L. ARMENTROUT



Plataforma Neo 
Páginas: 376
Los elementos oscuros #3



AVISO: SPOILERS DE LOS ANTERIORES

¡Por fin! Ay, la emoción que sentí al tener entre mis manos el desenlace de esta trilogía que tanto me estaba gustando, después de tanto tiempo esperando -soy consciente de que en realidad no fue tanto pero es que no me gusta para nada esperar-. Me reafirmo completamente en que prefiero las portadas que han puesto en España antes que las originales, demos gracias. 

Ni que decir tiene que solo por el mero hecho de ser Jennifer L. Armentrout, las expectativas estaban por las nubes, y más siendo cierre de trilogía, así que... los nervios, a tope. 

El Lilin, el demonio más letal de todos, anda suelto por la tierra y está creando un caos tremendo, dañando a aquellos que rodean a Layla sin que ella haya podido hacer nada por evitarlo porque en ningún momento se imaginó que hubiese tomado el cuerpo de su amigo, Sam. Para salvar a todos y a Sam de un destino mucho peor que la muerte, Layla tendrá que hacer un pacto con el enemigo, aunque eso signifique renunciar a todo lo que siempre ha querido. 

Antes que nada, quiero agradecer que la resolución del triángulo amoroso se diera al principio porque creo que no habría soportado estar todo el libro aguantando tanta indecisión -con lo que a mí me gustaba ese topicazo y lo mucho que me carga ahora....-, y bueno, para mí era bastante obvio por quién iba a tirar la cosa, pero me alegro de todas formas: alivio everywhere

En cuanto a la trama, ya nos prevenían en los anteriores de que la historia se iba a volver cada vez más turbia, así que estaba claro que en esta ocasión nos encontraríamos con un montón de acción, además de que se nos da muchísima más información acerca del mundo de los demonios, se desvelan unos cuantos misterios y nos llevaremos más de una sorpresa, sobre todo en lo que respecta a ciertos familiares... 

¿Qué me queda decir? Me ha encantado ver el desarrollo que ha sufrido desde el principio el personaje de Roth, ver hasta dónde ha llegado, así como encontrarme con un Zayne que no es tan perfecto como hubiera podido parecer en un principio; la que se me ha quedado un poquito corta ha sido Layla, la protagonista, que por mucho que haga, parece que la pobre no daba más de sí. Y en lo que respecta al desenlace en sí, me ha parecido correcto, bueno incluso, aunque sí es cierto que esperaba algo más impactante y que me ha parecido demasiado acelerado. De todas formas, not bad.

En resumen, me ha encantado el recorrido que han andado los personajes a lo largo de esta historia, ha sido un desenlace que ha cumplido a pesar de que esperaba alguna chispa más, y un libro más por el que aplaudir a Jennifer. 
3.5

18.11.17

Reseña: Máquinas mortales — Philip Reeve

MÁQUINAS MORTALES
PHILIP REEVE



Montena
Páginas: 365
Máquinas mortales #1




Siendo sincera, la verdad es que la primera vez que vi este libro no me llamó demasiado la atención, y es que ya sabéis que yo soy poco de sinopsis y mucho de portada/título, y... como que no, aunque la ciudad que se ve de fondo me recordaba un poco al Castillo Ambulante, y eso era un puntazo...

¿Entonces? Bueno, empecé a escuchar y a leer opiniones muy positivas de gente que lo estaba leyendo, y entre eso y que Peter Jackson va a sacar la adaptación cinematográfica, pues me dije que tenía que leerlo sí o sí (además me vino con una bola de nieve de Londres y unos marcapáginas de los protagonistas que son realmente adorables, por cierto). 

Tras el apocalipsis provocado por la horrible Guerra de los Sesenta Minutos, las ciudades que sobrevivieron se transformaron, y comenzaron a ir tras otras ciudades y a alimentarse de ellas. Londres también está sobre ruedas, y los dirigentes están de acuerdo en que ha llegado el momento de devolverle a la ciudad su antigua importancia y esplendor. Mientras tanto, Tom, después de toparse con una joven asesina, acabará en la Región Exterior con ella, y emprenderá una peligrosa aventura en la que descubrirá cuáles son sus límites... y tendrá que traspasarlos. 

Jo, con la de comentarios positivos y la idea tan buena con la que parte la historia, parece increíble, pero... se me ha hecho aburridillo. Me daba la sensación de que todo iba demasiado despacio, de que a pesar de los momentos violentos que había a la hora de devorar ciudades o en los varios enfrentamientos y peleas en los que se meten los protagonistas, era todo muy ¿light? Poco emocionante, vamos. 

Cabría mantener la fe en los personajes entonces, pero aunque me ha gustado el papel de la mujer en el libro, a la que se le da bastante protagonismo e importancia, en general, les ha faltado profundidad a todos y evolución, además de que tampoco me iba quedando demasiado claro cuánto tiempo estaba pasando: parecía que solamente habían transcurrido unas horas y de repente te suelta que ha pasado una semana, sin haberte hablado apenas de lo que ha ocurrido mientras tanto con el resto de personajes, y es que esa es otra, que vamos saltando de una focalización a otra de forma bastante repentina. 

Ahora bien, tengo que admitir que el worldbuilding que se ha marcado el autor me ha fascinado: la Historia que ha creado, las referencias a la "Antigüedad", los distintos gremios -la importancia de los historiadores-, la liga Antitracción, y, por supuesto, todo el tema de las ciudades sobre ruedas y hambrientas, me ha resultado increíblemente original, y es lo que más me llamaría la atención para continuar leyendo la saga, porque en realidad el final, que me ha dejado un poco patidifusa, es bastante cerrado. 

En fin, que lo que tenía un gran potencial para convertirse en una historia impresionante, ha ido perdiendo fuelle por varias partes y me ha dejado algo decepcionada; de todas formas, es de esos libros cuya adaptación, si está bien hecha, seguro que mola mucho. 
2'5

16.11.17

Reseña: Si el amor es un canto de sirena — Esther Sanz

SI EL AMOR ES UN CANTO DE SIRENA
ESTHER SANZ



La Galera
Páginas: 284
Silence Hill #2


AVISO: SPOILERS DEL ANTERIOR

Guau. Simplemente "guau". Incluso aunque no conociese ya a la autora de la trilogía de El bosque, y que tanto me gustó por su originalidad y lo bien que estaba narrada, y aun no habiendo leído Si el amor es una isla, la primera parte de esta historia, me habría lanzado a por este libro solo por lo preciosa y misteriosa que es la portada. In love, en serio. 

Bueno, es posible que algunos recordéis que hace unos cuantos años se publicó con Destino Si el amor es una isla, el primer libro de la saga, y aunque en Latinoamérica se siguieron publicando el resto, parecía que en España nos íbamos a quedar a dos velas hasta que La Galera nos dio la sorpresa de que lo publicaría también -la pena es que no se haya reeditado también el primero, pero bueno, algo es algo-.

Un año después de que Luisa llegase a Sark, aquella isla perdida y en la que el tiempo parecía haberse detenido en el siglo pasado, su vida ha cambiado completamente: ha encontrado el amor, Patrick, el hombre de su vida y con el que comparte sus días, está estudiando lo que quiere, son felices en Londres... pero la tragedia vuelve a llamar a su puerta y deberá volver a esa isla: Silence Hill se ha plagado de dolor y de secretos, y va siendo hora de que se conozca la verdad y caigan todas las máscaras. 

A ver, en mi opinión, Si el amor es una isla  había tenido un buen final y  no necesitaba una secuela: la trama había quedado cerrada de una forma más que correcta y no hacía falta enredar más las cosas. De todas formas, no voy a negar que nunca me ha molestado tener más de aquellos libros que me habían gustado, así que, bienvenido fuera. ¿El problema? No ha estado a la altura del primero. 

Sí es verdad que se agradece que Esther tenga esa increíble capacidad para enganchar y entretener desde el primer momento, porque lo que está claro es que no te aburres leyéndolo, pero en esta ocasión, el "misterio/drama" y su resolución me han resultado inmensamente predecibles, y no me cabía en la cabeza que los personajes no se diesen cuenta de lo que realmente estaba pasando. Y esto me lleva a otro punto: no sé cómo puede aguantar Luisa, otra vez -¡otra vez!- lo que le toca aguantar, y ya no hablemos de creerse cualquier cosa, por favor; cuando me encuentro con una relación en la que se pasan la sinceridad por el arco del triunfo me revuelvo entera: no contar las cosas también es mentir.

Que me doy cuenta de que me está quedando muy negativo, y os aseguro que en realidad lo he devorado y me ha resultado muy adictivo, seguro que es un libro que viene fenomenal para salir de un bloqueo lector, pero con lo mucho que me habían gustado el resto de libros de Esther, esperaba mucho más, y me he quedado un tanto decepcionada, aunque reconozco que me ha encantado reencontrarme con los paisajes y personajes de Sark, pero no ha sido suficiente.

En resumen, aunque ha sido un libro entretenido, no ha acabado de convencerme el susodicho misterio ni me ha transmitido la emoción que encontré en Si el amor es una isla. Y es una pena.